contacto@diezmilhorasdetrading.es

Por qué Deberías Operar con Acciones a través de CFDs

Hoy me ha preguntado el primo de mi vecino (no va con segunda intención…), si era conveniente escoger como instrumento de inversión (además de la posibilidad operar con índices, con materias primas o con  divisas), también elegir las acciones ó los valores bursátiles de las diferentes compañías de un determinado país del mundo.

Si bien el 80% de nuestra operativa suele realizarse en índices y en intradía (principalmente en Dax, y de vez en cuando en el Dow Jones y en algún par de divisas, aunque nuestro Sistema de Trading puede adaptarse también a cualquier mercado y espacio temporal), últimamente también nos vamos decantado por ir realizando operaciones con acciones en gráficos temporales mayores, claro,  (con una duración distinta, desde 1 día hasta varios meses), y a veces, creando una pequeña cartera de valores como inversión y alternativa a cualquier depósito “tradicional” y para obtener una buena rentabilidad adicional, pero también siempre tratando de realizar una gestión activa y una vigilancia de la operativa (no me convence nunca lo del “buy and hold”, lo de comprar un valor y esperar mucho tiempo a que suba…preferimos comprar una acción, ó venderla, y cerrarla cuando sea preciso, nunca esperando sin más y sin cortar stops ni asegurar profits, sino gestionando la operación abierta…-

En lenguaje sencillo, y sin entrar en demasiados tecnicismos, una acción bursátil viene a representar una pequeña parte económica del capital de una sociedad ó empresa. El capital social de una empresa está precisamente constituido por un determinado número de acciones (que dichas empresas suelen emitir para conseguir financiación), y cuando una persona decide comprar una parte de esas acciones, se convierte en un “pequeño dueño” de esa empresa (aunque sea un “dueño” muy pequeño), y adquiere ciertos derechos  sobre la misma.

Derechos económicos, porque por un lado le permite participar de los beneficios de la empresa,parte de los cuales suelen repartirse anual o semestralmente entre los accionistas (lo que se llama dividendos) y por otro, si la compañía va muy bien y la cotización de dichas acciones sube, también el accionista se verá beneficiado económica con esas subidas y obtendrá una ganancia o rentabilidad.

Durante mucho tiempo, solamente una persona podía comprar acciones ó valores bursátiles (porque por el análisis que hubiera hecho, la recomendación, el consenso o por las causas que fuera), estimaba que la cotización de las mismas iba a experimentar una subida, un alza y por ese motivo, efectuaba una compra de las mismas (se ponía “largo”, en un determinado precio, con el objetivo de venderlas cuando experimentaran una subida, además de la posibilidad de beneficiarse también del posible reparto de beneficios en forma de dividendos que recibiera cada cierto tiempo), y además, dichas adquisiciones solamente podían efectuarse a través de Bancos ó Entidades Financieras, con unos elevados coste de compra, de venta, y además, con gastos añadidos (como los de custodia y administración), y teniendo encima siempre que poseer toda la cantidad “al contado” precisa para adquirirlas, con lo que la operativa terminaba resultando muy costosa económicamente, y no al alcance de todas las personas.

 

En cambio, desde que existen los CFDs (Contratos por Diferencia, que permiten beneficiarse de esas variaciones y fluctuaciones de los precios, e invertir en acciones de un modo mucho más sencillo y eficaz para el inversor particular), la operativa en acciones resulta mucho más económica, ágil, dinámica, y por supuesto, más fácil y con la posibilidad de ser “doblemente rentables”, ya que no solamente podemos comprar acciones de una determinada compañía (“ponernos largos”, pensando que va a subir, para venderlas después, y ganar con esa diferencia de cotización), sino que también podemos venderlas (“ponernos cortos”, pensando que va a a bajar, para recomprarlas después, y ganar con esa fluctuación del precio).

 

Resumiendo algunas de las ventajas que supone el operar en Acciones a través de CFDS (por supuesto, eligiendo bien el broker con el que vamos a hacerlo), las principales serían éstas:

 –Ahorro considerable de costes y de gastos (en porcentajes realmente importantes), ya que además de que las comisiones de compra y de venta son infinitamente más bajas que en una entidad tradicional, no existen gastos añadidos de custodia, de mantenimiento, de correo, de cánones de Bolsa, de reparto de dividendos…).

Posibilidad de aprovechar “ambos lados del mercado”: el alcista y el bajista. ¿Por qué descartar uno, y si entendemos que una compañía lo que tiene es un gran potencial bajista, no podemos invertir “vendiendo” dicho valor y obtener así una rentabilidad con las caídas de cotización que experimente?.

Efecto “Apalancamiento”, de hasta 20 veces…: Los CFDs le permiten invertir una parte mínima del efectivo de una transacción, manteniendo una exposición sobre la totalidad del valor del contrato. Al abrir una posición con CFDs sobre acciones  no tendrá que depositar el valor total del efectivo de la transacción, sino que pondrá una garantía sobre el valor del efectivo.

Es decir, podemos acceder a una inversión en acciones o crear nuestar propia cartera de valores, sin tener que poseer todo el capital, sino solamente un porcentaje del importe en efectivo., una garantía, que suele oscilar normalmente entre el 5 y el 25%  del precio total. Según los determinados títulos, si quisiéramos invertir 10.000 € en una determinada acción, la cantidad que deberíamos tener tan sólo sería de un máximo de 2.500 .-€ en una clase de acciones, y en otras, nuestra garantía sería de tan sólo 500 €.

Evidentemente (con las lógicas medidas de cabeza, precaución y riesgo controlado), ese apalancamiento, bien aprovechado, nos permite por un lado DIVERSIFICAR e invertir en muchos más valores de los que podríamos hacerlo del modo “tradicional”, por otro, gastarnos mucho menos en su adquisición y ahorrarnos los costes de custodia, y además, nos permite acceder a acciones de compañías con una cotización tan alta que de otro modo no podríamos hacerlo, y “acerca” el mundo de la inversión bursátil al pequeño y mediano ahorrador e inversor particular, que ya no tiene que tener (ni muchísimos menos, decenas de miles de euros para conseguir tener una cartera de valores rentable, para moverla, y para comprar y vender y rotar esos valores cuando sea preciso).

 

Agilidad, rapidez y sencillez de ejecución: las decisiones las puede tomar una persona particular por cuenta propia, sin tener que desplazarse a una entidad financiera, y directamente desde su ordenador, su tablet, su teléfono móvil…pudiendo también consultar desde dichos dispositivos en tiempo real las cotizaciones, sus saldos, el abono de los dividendos, abrir y cerrar posiciones…y pudiendo acceder a datos y cotizaciones en tiempo real, y gratis.Y siempre pudiendo escoger diferentes plataformas profesionales on line, fáciles de manejar y muy intuitivas.

Es obvio que las ventajas respecto a operar en acciones con CFDS  a hacerlo “al contado” o del modo tradicional, mucho más costoso, lento e ineficaz, son muchas, pero también (y como insistimos siempre) es vital escoger un buen broker para realizar esta operativa (y que por supuesto, cuente con todas las regulaciones posibles, fiable, de ejecución rápida y con tarifas económicas).

 

 

Y si te abres la cuenta a través de cualquiera de nuestros enlaces y nos lo comunicas por email, podrás beneficiarte de cualquiera de estas promociones exclusivas.

 

 

Por supuesto, puedes utilizar este broker  también para operar a la vez FOREX, ÍNDICES y MATERIAS PRIMAS (desde cualquier país del mundo), y  puedes compatibilizar tu operativa diaria o más corto plazo con otra inversión a medio o largo plazo, o invertir solamente en Acciones por cuenta propia, pero … ¿Necesitas algún motivo más para decantarte por la operativa con acciones, en lugar de con las entidades “tradicionales” que son mucho más caras y lentas, hacerlo a través de CFDs?

 

 

 

 

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar