contacto@diezmilhorasdetrading.es

No digas Nunca en el Trading

Hoy me ha preguntado el primo de mi vecino (no va con segunda intención…) si servía para algo obcecarse en la negación absoluta, y no intentar algo o no cambiar una determinada cosa por escudarnos en la palabra “nunca”.

A menudo, en la vida y en el trading, nos resignamos a aceptar un determinado comportamiento, a asumir que no seremos capaz de conseguir algo que nos propongamos, ó a presuponer de antemano que un suceso, un hábito, una acción ó un paso que realizan ó que les ha ocurrido a otras personas y traders, nunca nos ocurrirá a nosotros.

Resulta tan peligroso, a la hora de deambular por los mercados financieros como en nuestro devenir cotidiano, el aferrarnos a la afirmación positiva de algo, como a la negación eterna de determinada cosa.

Cuánto más “cerrada” sea nuestra mente y nuestra actitud y más limitados nuestros pensamientos y nuestros deseos, más conformistas nos volveremos, más nos encasillaremos en el punto en el que nos encontremos, y más difícil será avanzar, mejorar, y ser más rentables en nuestra operativa…y más felices en nuestra vida.

Decir NUNCA a algo supone ponernos una barrera nosotros mismos, y cerrar virtualmente una puerta, una oportunidad…cuando a lo mejor  las circunstancias nos hacen replantearnos esa negativa tajante, si somos lo suficientemente humildes y honestos, no pasará nada porque rectifiquemos y corrijamos esa actitud presupuesta,  y convirtamos ese “en ningún momento; jamás, ninguna vez”, que pronunciamos ó que grabamos en nuestra mente, en un “puede ser; voy a intentarlo; igual tengo que esforzarme más y hacer las cosas de otra manera…”

A lo largo de estas miles de horas en el mundo del trading y de las inversiones, reflexionando desde nuestra web, y desde nuestro libro, nuestro Vídeo Curso y nuestro canal de Youtube  hemos ido exponiendo ideas y principios que nos obligamos a aplicar en el servicio de Gestión y Administración de Cuentas de Forex con el que colaboramos (información, aquí). 

Y  adquiriendo experiencia operando, invirtiendo, y también asesorando, ayudando y formando a otros compañeros que nos escogieron para aprender, en su camino y en su mejora, hemos conocido a mucha gente que, de antemano, y pese a nuestras advertencias ó humildes consejos (tras haber pasado también por fases similares), ya casi sin darse tiempo a reflexionarlo ó pensarlo, nos contestaban tajantemente con frases en las que incluían semejante adverbio de negación, tales como éstas:

-¨Éso que me cuentas sobre que no debo mover el stop una y otra vez, aunque la operación vaya en mi contra y el sistema me diga que tengo que cerrar la operación, NUNCA me pasará a mí, porque yo soy una persona muy organizada en mi vida y en mi trabajo y son cosas que les ocurren a los demás. Yo NUNCA lo permitiré ni me “cargaré” una cuenta”

-“Éso que me comentas acerca de que no debo precipitarme a la hora de entrar al mercado y que tengo que ser paciente mientras aprendo más sobre los mercados y el modo de operar, NUNCA me ocurrirá, porque yo sé esperar y no tengo prisa por obtener rápidos beneficios en el Trading desde ya”.

-“Lo que me dices sobre que no debo condicionarme por las noticias, las opiniones ó vaticinios de los demás, y tratar de ser objetivo en lugar de subjetivo, NUNCA me ocurrirá a mí, y no me dejaré influenciar por ello”.

-“Éso que me aconsejas sobre que debo comenzar con muy poco apalancamiento (aunque en real, pero con microcontratos que no nos causen ningún daño económico ni material, pero que nos permitan crecer, avanzar y aprender), y que me “gane el derecho a operar con más contratos” y no me sobreapalanque, NUNCA me ocurrirá a mí. Yo soy una persona prudente”.

-“Éso que me adviertes acerca de la necesidad de llevar un Diario de Trading (pero uno “de verdad”, no una simple hoja Excel), no hace falta que  me lo digas, porque NUNCA se me olvidará hacerlo tras mi operativa”.

 

-“Éso que me comentas sobre que tenga mucho cuidado con operar con determinados instrumentos financieros (como los futuros, que pueden ser muy peligrosos sino saben utilizarse, ó las opciones binarias, que directamente es algo nocivo y de lo que hay que huir), y que busque otras herramientas para entrar al mercado (como los cfds por ejemplo) y que elija el broker que sea (pero basándome más en que cuente con la regulación suficiente que en otra cosa), tampoco es para mí, porque NUNCA dejaré de operar con los productos que ahora lo hago.

-“Éso que me indicas acerca de que dé tiempo a probar mi sistema de Trading (el que sea y el que haya aprendido) y no me pase todo el rato cambiándolo, buscando nuevos indicadores y nuevas formas en lugar de tratar de mejorar el que tengo y de mejorarme yo, NUNCA me ocurrirá a mí y seré constante”

-“Éso que me dices acerca de que es necesario implementar un Horario, unos hábitos, acostumbrarme a manejar bien mis plataformas de trading, a un  determinado mercado y a do y tratar de acostumbrarme a él, en lugar de andar “saltando” de un par de divisas a otro, de un índice a otro ó de un activo financiero a otro, por supuesto que tampoco NUNCA me sucederá a mí”.

-“Éso que me cuentas sobre que debo tratar de aprender y formarme lo más posible, y que debo estudiar (los gráficos, mis operaciones, LEER libros, experiencias y manuales de otras personas que ya han recorrido parte del camino que uno debe recorrer), NUNCA lo haré. Me gusta ser autodidacta y ni voy a formarme ni a dejarme aconsejar por nadie, y hace años que NO leo un libro…”

 Y podríamos seguir así, con muchos “a mí no me va a pasar”, “yo no voy a cambiar”, “éso sólo les sucede a los demás”, “son cosas que NUNCA me ocurrirán a mí”…

 

Y por supuesto, luego sucede lo que sucede, que mucha gente abandona el trading porque ha ido con demasiada prisa: ésto es una maratón, una carrera de fondo…lo repetimos y lo repetiremos Diez Mil veces más, y por supuesto que es necesario aprender, adquirir las reglas básicas que te permitan al menos a “conducirte” por los mercados (que te enseñe alguien ó adquirir esos conocimientos del modo que sea), pero luego, igual que ocurre en la carretera, para conseguir ser habilidoso, saber manejarte con destreza y sin golpearte ni sufrir grandes pérdidas necesitas recorrer muchos muchos kilómetros (hacer muchas muchas operaciones, durante mucho tiempo y dando lo mejor de tí, con disciplina, concentración, paciencia, dedicación…).

Y éso es algo que no todo el mundo entiende (y por éso, por no querer ir con la suficiente prudencia, paciencia y conciencia, termina dañando su cuenta y sus ilusiones y echando la culpa a los mercados,  a la mala suerte, a los demás…a quién sea menos a uno mismo).

Pero también sucede que mucha otra gente se da cuenta de que igual  “la consistencia que buscamos igual está dentro de nosotros mismos, no en el mercado”, y después de haberse caído, se obliga a levantarse de nuevo, pero con humildad, cambiando, corrigiendo esos comportamientos erróneos, replanteándoselo todo, intentando buscar gente, cosas, ideas que le aporten  y sirvan “de puente” para relanzarse, en lugar de dedicar su tiempo y su energía en criticar, atacar a los demás, o levantar muros frente a otros en vez de derribar los suyos propios.

Y que conste que soy el primero que cometí esos fallos (y muchos otros más…), y que tuve muchas caídas pero me obligué a levantarme una vez más de las que me caí…

¿Qué tal empezar  eliminando muchos de esos NUNCAS (en la vida y en el trading…) por el “lo intentaré”,  “aprenderé de los fallos”, “mejoraré y me esforzaré más…”? 

 ¿Alguien se anima?

 


Deja un comentario

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar