contacto@diezmilhorasdetrading.es

Cuándo es Necesaria La Vuelta al Colegio en el Trading

Hoy me ha preguntado el primo de mi vecino (no va con segunda intención…) si en el trading, también había un período de “vuelta al cole”, de empezar otra vez el curso, con la misma ilusión y ganas que un niño…

A menudo, en la vida y en el trading, hay fechas aparentemente simbólicas, de las que pensamos que sólo interesan a los medios de comunicación o a los grandes almacenes, pero que pueden ser también fechas que  servir como punto de inflexión para dar nuevos impulsos a muchos aspectos de nuestro devenir cotidiano o para pulir muchas aristas de nuestra operativa diaria en los mercados.

Podemos haber estado pasando una mala racha, en la que hemos descuidado nuestra operativa, o nos hemos saltado nuestras reglas, o no nos hemos formado lo suficiente y no  hemos hechos suficientemente bien los deberes…

Pero si nuestra cuenta y nuestra moral aún están vivas para contarlo, si tenemos la persistencia (y la cabeza y la paciencia necesarias…) siempre puede comenzar también para nosotros “un nuevo curso”.

Toca sentarse a la pantalla de nuevo, pero dispuestos a no olvidar jamás las lecciones que nos han enseñado los errores cometidos, ésos en los que insistimos mucho desde nuestra web, y desde nuestro libro, nuestro Vídeo Curso y nuestro canal de Youtube y toca abrir nuestra mente y nuestro cuaderno, que de nuevo estará en blanco y totalmente lleno de nuevas entradas, de nuevas oportunidades de hacerlo bien…

Hay que afilar nuestros lápices, nuestra mente y nuestra intuición, e intentar aplicar en real también todo lo que sabemos debemos llevar a la práctica, operar como sabemos que debemos hacerlo, obligándonos a adaptarnos al mercado y olvidar de una vez por todas que es éste el que tiene que adaptarse a nosotros…

Ya se supone que te has preocupado de formarte, que ha infinidad de vídeos, escuchado y leído a otros traders  que ya han conseguido llegar a sus metas, ya tienes tu sistema que has aprendido y escrito, has aprendiendo nuevas técnicas y probado suficientemente la plataforma del broker, explorado nuevos mercados…

Y  hasta estás aprendiendo a tratar de domar tu mente (que normalmente es lo que nos impide avanzar mucho más rápido)…se supone que ya has hecho todos los deberes, repasado lo que tienes que hacer…pues entonces, ¿qué estás pensando? HAZLO.

Deja de ponerte excusas ni más dilaciones (si tienes interés y ganas claro): querer es poder, pero creerlo es necesario y obligatorio para llegar.

Si no se lo cree uno de verdad y asimila que es posible y vive y opera sin miedo, nunca alcanzará sus sueños, por mucho que tenga alguien incluso la capacidad de conseguirlo…y es una pena, porque es lo mismo que les digo a muchos de mis alumnos y que compruebo a menudo: mucha gente está mucho más cerca de conseguirlo de lo que se imaginan, a poco de que introdujeran pequeños cambios (en su aptitud y conocimientos y en su actitud y disciplina).

 

Pues eso, empezar de nuevo, con la ilusión de un nuevo colegial (pero con la responsabilidad de quien se enfrenta a un diario examen frente a nosotros mismos y frente a los mercados cada día…) e  intentando dar esta vez el empuje definitivo, para lograr tú también adquirir  la confianza y la consistencia necesaria (que sí, que si se hacen las cosas bien se puede…).

Y sabiendo de la importancia de sumar lo más posible (o de no perder e incluso no operar los días en los que las circunstancias o la mente no acompañen) y de la extrema e imperiosa necesidad de limitar las pérdidas y acotar los stops al máximo.

Hay que cargar también nuestra nueva mochila con muchas dosis de paciencia, paquetes de optimismo realista para el que necesite quitarse el  dolor del anterior pesimismo que lleve quien el  anterior curso no hizo sus deberes y operó mal, hay que tratar de  mejorar la nota del curso anterior.

Y de seguir también entendiendo que el recreo es necesario, que hay que aprender a desconectar de las pantallas sí o sí, establecerse un objetivo, de stops o de ganancias o de tiempo…

Pero luego saber apagar y olvidarse de gráficos y de noticias, no pensando nunca en lo que nos estamos perdiendo, sino en que cada día siempre habrá oportunidades nuevas, lecciones por aprender…

Y entendiendo que también esas lecciones son más fáciles de asimilar si uno acude al colegio o al mercado con la tranquilidad de saber que hemos aprendido lo suficiente, que tenemos un sistema en el que confiamos y que vamos a seguir y a ser responsables y cada día, cada sesión, sentarnos con  ilusión y ganas cada mañana…

De todo se debe aprender (de los aciertos y de los errores…) Terminada tu jornada, repaso el trabajo y la operativa hecha. Afilo los lápices, tengo aún que forrar los libros y limpiar las pantallas…y sin olvidarme nunca de hacer los deberes, seguir siempre hacia adelante, dar todo lo mejor de mí para aprobar cada día…

 


Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar