contacto@diezmilhorasdetrading.es
 

LA MAGIA DEL INTERÉS COMPUESTO EN LAS INVERSIONES

Hoy me ha preguntado el primo de mi vecino (no va con segunda intención…) cuál de estas 2 opciones preferiría:

-Que me dieran 1.000 Euros cada día durante todo un mes

-Ó que me diesen 1 céntimo de euro, pero que doblase su valor cada día durante 1 mes.

A menudo, en la vida y en el trading, tendemos a buscar la inmediatez, la idea de obtener beneficios rápidos y no nos paramos a pensar con calma, ya que los números resultan muy tentadores, y es difícil resistirse a tomar una ganancia o a dejar correr las operaciones: lo queremos todo y lo deseamos, ya. Con prisas y dejando la paciencia y la cabeza muchas veces a un lado.

Ante la pregunta anterior, casi con seguridad la mayoría de la gente escogería la primera opción. Al fin y al cabo 1.000 euros diarios durante todo 1 mes, son 30.000 Euros al final de dicho período, y es casi normal que si no no echar mos cálculos, nos parezca que hemos acertado.

En cambio, si nos permitiéramos ver las cosas con un poco más de perspectiva, alejarnos un poco del ruido del dinero inmediato, podríamos comprobar que la (aparente) insignificante cantidad de 1 céntimo, doblándose día a día durante el mismo tiempo, durante esos 30 días, nos darían un resultado al final del mismo ni más ni menos que de 5.000.000 de Euros!!

¿30.000 € frente a 5.000.000 € no es para detenerse a pensar al menos un poco y a replantearnos muchas de nuestras creencias sobre la inversión?

Obviamente, es (casi) imposible que alguien nos hiciera semejante oferta, y puede que sea algo que solamente sucede en los cuento, pero sí que sirve el ejemplo anterior para hablar precisamente de algo “mágico”, de lo que un genio como Albert Einstein (que algo entendía también de números) denominara “una de las fuerzas más poderosas del Universo” y también que “es la octava maravilla del mundo, quien lo entiende, lo gana, quien no, lo paga”.

Se refiere a “la magia del interés compuesto” que hasta parece tener semejantes poderes de convertir  un céntimo de euro en 5 millones de euros…

De una forma sencilla el interés compuesto  se basa en la acumulación de los  intereses que se han ido generando con un determinado capital inicial a lo largo de varios períodos de tiempo determinados, de modo que los intereses que se logran al final de cada período no se retiran, sino que se reinvierten nuevamente y se suman a dicho saldo, permitiendo así aumentar exponencialmente el capital,puesto que  dichos intereses también van a ir generando a su vez más intereses, de modo continuo.

Para tratar de progresar, y mejorar nuestra situación financiera, hay infinidad de modos de hacerlo y a la hora de determinar el beneficio que podamos obtener, entran en juego en la ecuación el capital que tengamos, el rendimiento o tipo de interés que vayamos logrando y un activo muy valioso…el tiempo.

Podemos plantearnos objetivos a corto, a medio o a largo plazo (todo puede ser compatible si se hace bien..). Pero saber aprovechar bien los beneficios del interés compuesto (en toda o en parte de nuestras inversiones, y ya sea por cuenta propia o delegando en manos de terceros) nos puede ayudar enorme y progresivamente a alcanzar nuestros de un modo más constante nuestras metas económicas.

Pongamos un ejemplo claro para poner frente a frente las diferencias del Interés Simple frente al interés Compuesto.

Interés Simple: Partamos de una cuenta que vayamos a destinar a invertir en los mercados financieros con un capital inicial en Enero de 10.000 € y con la que conseguimos obtener una rentabilidad de un 10% al mes (1.000 € al mes). Si todos los meses retiramos los beneficios logrados, al finalizar ese año tendríamos:

10.000 € (saldo inicial) + 1.000 € x 12 meses (12.000 € de beneficios) = 22.000 €

Interés compuesto: para la misma cuenta de trading y con el mismo depósito inicial en Enero de 10.000 € y consiguiendo también el 10% de rentabilidad mes a mes, pero  en este caso con la diferencia de que no retiramos los beneficios sino que los reinvertimos (los beneficios de cada mes se unen al capital inicial más a los intereses de los meses anteriores para producir y generar y nuevos y constantes intereses). En este caso, al terminar el año tendríamos:

10.000 € (saldo inicial) x (1 + 0,10) 12 = 31.383,68 €

¿La diferencia económica es como para detenerse  a pensar un poco no?

Las cantidades variarían lógicamente según nuestro saldo inicial y los porcentajes obtenidos, aunque siempre habría una ventaja favorable a favor de la aplicación del interés compuesto, de tal modo que desglosando lo anterior resultaría de este modo:

Mes                                   Capital Disponible                            Rentabilidad                       Total

1.                                         10.000.-€                                            +10%                                    11.000.-€

2.                                         11.000.-€                                             +10%                                   12.100.-€

3.                                        12.100.-€                                             +10%                                    13.310.-€

4.                                         13.310.-€                                              +10%                                   14.641.-€

5.                                          14.641.-€                                             +10%                                   16.105,51.-€

6.                                         16.105,51.-€                                         +10%                                    17.715,71.-€

7.                                          17.715.71.-€                                          +10%                                   19.487,28.-€

8.                                         19.487,28-€                                          +10%                                   21.436.-€

9.                                          21.436.-€                                              +10%                                    23.579.-€

10.                                       23.579.-€                                              +10%                                    25.936,90.-€

11.                                         25.936,90.-€                                        +10%                                    28.530,59.-€

12.                                         28.530,59.-€                                        +10%                                    31.383,68.-€

La verdadera magia del interés compuesto, es que sucesiva y constantemente,  la rentabilidad genera nueva rentabilidad

Si modificamos cualquiera de los parámetros, lógicamente nos arrojarían resultados diferentes, pero en este caso, el factor tiempo amplía enormemente las cifras a nuestro favor.

Por ejemplo, si invertimos una cantidad casi simbólica de 2.000.-€, logramos con ella una rentabilidad anual del 12%, y retiramos las ganancias obtenidas (240€) durante 30 años, en Diciembre, al final de todo ese período habremos obtenido un beneficio total de 7.200.-€ (producto de multiplicar 240 x 30).

Si dejamos correr esa mínima cantidad inicial de 2.000.-€, obteniendo el mismo tipo de interés, pero dejando correr los beneficios y sin retirar nada, la cantidad que alcanzaríamos en el año 30 sería ni más ni menos de…55.490,70€ !!

Parece magia, sí…y ya vemos que no es necesario tener mucho dinero para obligarse a ser un inversor.

¿No sería conveniente destinar al menos una parte de nuestras inversiones al largo plazo, y beneficiarnos del efecto multiplicador del interés compuesto?.  Al fin y al cabo, es un modo efectivo de que tu dinero trabaje para ti con el objetivo de generar más dinero.

Una última ejemplificación: ¿Cuántas veces tienes que doblar una hoja de papel sobre sí misma para llegar a la luna? Si fuera posilble,  solamente tendríamos que doblar cuarenta y dos veces la hoja de papel sobre sí misma para poder alcanzar un grosor equivalente a la distancia de la Tierra a la Luna…

¿Igual tenía algo de razón el bueno de Einstein, cuando hablaba de la “magia del interés compuesto” y decía que era una de las “la fuerzas más poderosas del Universo”, no? 

Y por cierto, y por si te gustaría tú también comprobar cómo un Equipo de Traders emplean ese interés compuesto en una Estrategia efectiva y probada de Inversión a Medio Plazo y formar parte de la misma: 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *