contacto@diezmilhorasdetrading.es
 

LA HUMILDAD EN EL TRADING

Hoy me ha preguntado el primo de mi vecino (no va con segunda intención…) si podíamos presentar una nueva sección en la web en la que ofrecemos este escaparate para que otras personas expongan sus propias opiniones y reflexiones sobre los asuntos que tratamos aquí: trading, libertad financiera, inversiones con cabeza y sentido común, vida, Forex, Bolsa, Renta Variable en general, vida, desarrollo personal y económico…

Aprovechamos también la ocasión para que cualquier persona que crea que tiene cosas interesantes que aportar sobre esos temas nos mande su artículo escrito ( a  contacto@diezmilhorasdetrading.es ) con su visión sobre cualquiera de estos temas y estaremos encantados de publicarlo, (con total libertad y sin censura alguna) por esta gran comunidad que hemos ido creando gracias a todos los que están al otro lado de las pantallas y también lo difundiremos y promoveremos por todas nuestras redes sociales .

Comenzamos este nuevo apartado e posts de invitados con Manuel García, que desde su web TRADINGPULSAR (http://www.tradingpulsar.com/) y desde su cuenta de Twitter, @tradingpulsar aporta contenidos llenos de tanta sensatez y cordura sobre el mundo de los mercados y las inversiones como éste que sigue. Deseamos que os guste y os esperamos, para que sea el primero de muchas buenas colaboraciones:

LA HUMILDAD EN EL TRADING

Hola, soy Manuel, de tradingpulsar.com, y tengo el honor de inaugurar la sección de firmas invitadas de Gonzalo. Él me ha dado absoluta libertad sobre la temática de esta entrada, y no os engaño al decir que le he dado bastantes vueltas. Finalmente me he decidido a escribir sobre una cualidad que no solo en el trading es necesaria y recomendable. Una cualidad que nos permite ver las cosas con perspectiva, desde una posición realista, y sobre la cual podemos empezar a construir nuestro acerbo de conocimientos particular que, sin duda, es la base para prosperar en el trading.

Últimamente a través de redes sociales recibo consultas, en algunos casos quejas, sobre la eficacia de los sistemas de trading. Da igual la naturaleza de dichos sistemas, el perfil del demandante es alguien que no consigue los resultados esperados en su operativa y que, como es de suponer, peca de impaciencia, falta de conocimientos y lo peor de todo, soberbia. Soberbia que es la antítesis de algo en mi opinión imprescindible en el trading, la humildad.

Percibo en estas personas mucha frustración, deseos de abandonar, resentimiento y  desilusiones con el trading. Personas que no son conscientes de la esencia y la complejidad del mismo, y que sinceramente, creo que no respetan la profesión. No la respetan al infravalorar la dificultad intrínseca en lidiar con el mercado, un ente que por su propia naturaleza es impredecible. Que no son conscientes de que el proceso de formación no lleva meses, sino años. Que pretenden descubrir una fórmula mágica que automatice ganancias, que les permita crear una fortuna prácticamente de la nada, sin apenas esfuerzo claro.

La humildad es necesaria en muchas facetas de la vida, en el trading concretamente pienso que también lo es por las siguientes razones.

Comprensión de la naturaleza de los mercados

Es muy común echar la culpa a “los de arriba” de los fracasos en el trading, como si estos nos conocieran personalmente, nos tuvieran fichados y se dedicarán a buscar nuestros stops en gráficos de 5 minutos. Vamos a ver, en los mercados financieros intervienen millones de actores, institucionales, minoristas, robots, HTF…. es mucho más complejo de los que nos podemos imaginar. Pero claro, da mucha pereza estudiar e informarse, es mas cómodo quejarse de que hay una mano negra que nos la tiene jurada…

No se puede cuantificar lo incuantificable, y el mercado lo es. Nadie puede predecir el futuro por mucho que algún vendehumos nos intente vender un sistema o indicador milagroso.

No se puede ser tan engreído de creerse capaz de inventar algo que no esté ya inventado, o que vaya a suponer alguna ventaja sobre los auténticos profesionales, que disponen de medios, formación y experiencia que no están, en un primer momento, a nuestro alcance.

No se puede obtener una esperanza matemática positiva intentando adivinar lo que va a ocurrir en la próxima vela.

Sed humildes y asumid que el mercado escapa a nuestra comprensión, tan solo podemos reaccionar ante lo que pasa, reconociendo escenarios y contextos previos para hacerlo más eficientemente.  Ni más ni menos.

Si alguien descubriera la manera de predecir el futuro con esperanza matemática positiva lo mejor que podría hacer es jugar a las Loterías, el beneficio sería mucho mayor.

La formación es imprescindible

¿Cómo puede alguien pretender obtener ganancias consistentes en una profesión de por sí complicada en tan solo unos meses y sin apenas formarse?

Pues por increíble que parezca, al trading llegan personas pensando que pintando cuatro líneas en un gráfico o siguiendo a un vendehumos se van a resolver la vida, encima trabajando poco.

Quien tenga la soberbia de pensar que “no me hace falta leer libros” o “esto se aprende operando en real”, se merece perder hasta la camisa, como suele suceder. 

¿Por qué no se respeta el conocimiento y la sabiduría de personas mucho mas inteligentes y preparadas que la mayoría de nosotros, que llevan décadas en los mercados financieros con éxito contrastado, que son los que realmente conocen su verdadera naturaleza? 

¿Cómo se puede ser tan engreído y soberbio de pensar que, recién llegados al trading, vamos a crear un sistema, un indicador, una estrategia, que nos de una ventaja sobre el resto de actores de los mercados?

Sed humildes, devorad los libros clásicos, buscad formación de calidad, un mentor que os acompañe al principio, seleccionad en las redes sociales perfiles que os puedan aportar, desarrollad sentido común para no caer en las garras de los vendehúmos y estafadores.

No penséis en el dinero.

Es indecente la estafa que plantean los vendehumos de proponer el trading como un trabajo con una incubación de tan solo 90 días. Un trabajo, además, con el cielo como límite en cuanto a beneficios. Es tan ridículo ver en redes sociales a personas que dicen necesitar ganar dinero urgentemente y pedir que alguien les ayude a operar en los mercados financieros.

El trading no es de inicio la gallina de los huevos de oro para nadie, no es fácil ni rápido ganar dinero, si lo es perderlo.

Como muchos venimos diciendo desde hace tiempo, el trading conlleva un período de aprendizaje de varios años, durante el cual a lo máximo que se debe aspirar es a operar en demo o con la mínima posición posible en real.

Si pasada la etapa inicial de formación (digo inicial porque en el trading, al igual que en la vida, nunca se acaba de aprender), pensamos en términos de dinero y no en realizar buenas trades, estamos abriendo la puerta a que las emociones enturbien lo aprendido.

Quien busque nada mas empezar un sueldo todos los meses va a abandonar al poco tiempo, frustrado ante la primera racha negativa.

Quien pretenda con una cuenta de trading de 3.000 € vivir obteniendo rentabilidades mensuales de tres cifras, tardará bien poco en volatilizarla al operar sin gestión de riesgo.

Quien llegue a los mercados con un cierto capital y piense dar el pelotazo de su vida nada más aterrizar, seguramente lo que se vaya a dar es un disgusto.

Sed humildes y no penséis en el dinero, pensad en como operar cada vez con mas control, en como ser los mejores a la hora de aplicar el sistema de trading que mejor se adapte a vosotros. Medid los beneficios en pips, no en euros.

Buscad la simplicidad

Reducid al mínimo el ruido, tanto del mercado como de las redes sociales. Simplificar vuestro sistema, que sea humilde en complejidad pero en simbiosis con vosotros y vuestras circunstancias. Olvidaros de toda la morralla de supuestos gurús y vendehumos, centraros en el conocimiento que lleva ahí desde hace décadas y, como he comentado anteriormente, desarrollad sentido crítico para buscar formación de calidad.

Ante una racha ganadora, sed humildes y no os volváis locos incrementando tamaño de posición y asumiendo riesgos, no os creáis invencibles.

No despreciéis el conocimiento que podéis obtener simplemente llevando un diario de trading, donde quedará constancia de vuestros errores, vuestros aciertos y vuestras emociones.

Al final ya podéis estar en mil redes sociales o retransmitiendo operativas a tiempo real, somos el mercado y nosotros. Nosotros apretamos la tecla en base a lo que hemos aprendido o dejado de aprender, a la experiencia que tenemos o no tenemos, y somos los únicos responsables de nuestros actos.

Si confiamos en estafadores es nuestra responsabilidad no saber reconocerlos. Si creemos que existe un sistema automático a la venta que nos va a hacer milonarios en base a un backtest de un pasado que nunca se repetirá, es nuestra responsabilidad descubrir que la programación es un negocio como cualquier otro.

La simplicidad os permitirá ver los mercados con perspectiva, autocontrol y eficacia. Os permitirá apreciar el trading como un negocio mas, que debe ser lo menos emocional posible. Comprenderéis que el mejor sistema de trading no es el más complejo, sino el que mejor se adapte a vosotros y proporcione señales tan claras que lleguéis a no tener que pensar, sino solamente a reaccionar. Sed humildes.

No quiero acabar sin agradecer de nuevo a Gonzalo la oportunidad de inaugurar esta nueva sección de su fantástica web, ha sido un honor amigo.

 

Compártelo:

Deja un comentario

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

¿Te gusta este blog? Corre la Voz! :)

Facebook
Twitter
Google+
https://www.diezmilhorasdetrading.es/la-humildad-en-el-trading">
RSS

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar